You are currently browsing the category archive for the ‘Recetas’ category.

No suelo hacer postres pero hoy tengo un dia “cocinitas” y he hecho un bizcocho de chocolate, con naranja y un toque de ron. No he medido las cantidades, cocino más o menos a ojo y olfato…
Ingredientes:
– 8-10 galletas tipo maría picadas (substituyen a la harina)
– 100 gr de chocolate derretido con unos 60gr d mantequilla. ( he puesto chocolate Valor con almendras)
– 2 huevos
– azucar (yo le he puesto moreno)
– ralladura de una naranja
– zumo de una naranja (que naranja más bien aprovechada!)
– 1 sobre de levadura
– 1 chorrito de ron ( o dos…)

En un bol batir los huevos con el azucar y la levadura. Incorporar la ralladura de naranja y su zumo y el ron. Añadir las galleras y remover y la mezcla del chocolate derretido con la mantequilla. Batir todo muy bien y poner en un molde.
Introducir en el horno previamente calentado a 180 grados. En 35-40 mun listo! Para aseguraros pinchad el bizcocho con un palillo y si sale seco ya está hecho.
A disfrutar!

20130526-212753.jpg

Anuncios

No hay nada como la tortilla española en todas sus vertientes: de patata, de patata y cebolla (mi preferida!), de alcachofas, de setas, de berenjena, de calabacín…. O de algunos de estos ingredientes juntos!
Pero como la de mi madre ninguna. Creo que ya me estoy acercando a su receta… Jeje.
Aqui van dos ejemplos, una de cebolla fresca y patata y otra de alachofas, habas frescas (del huerto urbano de mi padre) y cebolla fresca. Ambas hechas con un buen aceite de oliva y con paciencia, xup xup, a fuego medio.
Y barato no? Es un plato que sienta bien a los bolsillos.

20130502-224645.jpg

20130502-224655.jpg

20130131-233738.jpg

Ensalada de espinacas con frutos de otoño

He hecho por primera vez unas anchoas caseras. La receta es muy fácil:
– anchoas frescas de la pescadería
– sal gorda
– paciencia

Lavar bien las anchoas, quitarles la cabeza, las tripas y las espinas y dejar escurrir. Separar los dos lomos de la anchoa.
Coger un recipiente y cubrir la base con una capa de sal. A continuación colocar una capa de lomos de anchoa y cubrirlos con abundante sal. Así sucesivamente con todos los lomos.
Introducir el recipiente en el frigorífico y dejarlo allí unos dos meses.
Después de este tiempo sacar las anchoas, lavarlas y dejarlas escurrir. Secar con un papel absorvente.
Coger un recipiente de vidrio y colocar las anchoas por capas con aceite virgen extra. Y ya está!

20120825-210807.jpg

20120825-210813.jpg

Escribo una semana después de cocinar (y comer..ñam!) esta receta y aún se me hace la boca agua… Lo de empanada es fácil de ver, lo de catalana es cosecha propia: todo lo que lleve pasas y piñones me parece catalán…jeje

Encended el horno mientras preparamos todo lo demás (¡y de paso se calienta la cocina!), a unos 220 grados.

Primero hacemos el relleno de la empanada: cocer espinacas con un toque de sal (600 gr aprox para 4 personas) y dejar escurrir bien. Mientras, poner en un sartén aceite de oliva, cuando esté caliente (sin humo!) añadir  un diente de ajo sin pelar y entero, una cebolla y un puerro cortados bien finitos. Rehogar bien, salpimentar y a continuación añadir los piñones y las pasas (previamente las habremos puesto en medio vaso de vino blanco para que absorvan)  junto con el medio vaso de vino blanco y un poco de caldo de verdura (lo añadi para gastarlo..ejeje, si no tenéis no pasa nada). Dejar rehogar todo esto y después añadir las espinacas y 250 ml de nata líquida para cocina.

Para la empanada necesitamos 2 masas para empanada, claro. Colocad una sobre la placa o bandeja que vayáis a utilizar. Extender toda el relleno que hemos preparado. Añadir trozos de algún queso que os guste, en esta ocasión le puse trozos de queso de cabra y quedo genial y queso parmesano por encima. Tapad con la otra masa y cerrad bien todos los bordes, apretando con un tenedor. Una vez cerrada pintad la masa de arriba con una yema previamente batida, así quedará brillante y muy bonita. Es el momento de introducir la empanada en el horno los minutos que nos indique el fabricante de la masa (normalmente unos 15 min.). ¡Y listo! que disfrutéis.

 

Adelanto que no son dátiles con bacon, sino calabaza con bacon, excelente combinación.
Cortar dados de calabaza aproximadamente de 2 dedos x 1 dedo (es importante que no sean demasiado pequeñas para que no se deshagan).
Poner la calabaza en una sartén a fuego lento con un poco de sal, comino y una gotas de aceite de oliva en casa dado. Tapar y dejar que se haga con su propio vapor. 
Cuando la calabaza esta dorada por fuera separar del fuego y envolver cada dado con una tira de bacon (menor con poca grasa y puede ser ahumado) y pinchar un palillo para que no se abra.
Volver a poner en la sartén a fuego fuerte hasta dorar bien el bacon. Y listo!
PD: no os olvidéis el comino que es la clave.

Poner en un cazo 3 cucharadas de azúcar moreno y 1 cucharada de azúcar avainillada a calentar con un poco de agua y dejar que empiece a caramelizar. A continuación introducir las peras (1 por persona) cortadas. Tapar y dejar cocer a fuego lento 10 minutos removiendo cada cierto tiempo. Añadir el vino oporto dulce y subir el fuego para que el alcohol evapore. Bajar el fuego, tapar y dejar cocer unos 20-25 minutos a fuego lento hasta que las peras estén en su punto de cocción.

Hacer cortes verticales a la piel del magret y salpimentar . Calentar bien una parilla y sin aceite poner el magret primero por la parte de la piel hacia abajo hasta que quede bien dorado. Dar la vuelta y dejar el magret al punto elegido (se recomienda no hacerlo demasiado porque la carne queda dura).

Retirar de la parilla y cortar piezas de 1,5-2 dedos de grosor. Emplatar y poner una pizca de sal gorda encima del magret y las peras caramelizadas de acompañamiento.

Opcionalmente puede acompañarse también de un poco de fideos japoneses. Hoy los he hecho con aceite picante y pasta de curry verde.

Vino: Mas Oller, 2006 de l’Empordà.

Que os aproveche.

Hoy he cocinado una de mis recetas heredadas de mi amiga Rury y actualizada con una toque aromático personal. Aquí os dejo los pasos a seguir, probad de hacerla y si se os ocurre alguna mejora estaré encantada de recibirla.

Poner en una fuente para horno los siguientes ingredientes (las cantidades de los ingredientes pueden variar según el gusto personal): soja Kikkoman – para mí es de las mejores- (1 vaso aprox), agua mineral (medio vaso), 2 cucharadas soperas de aceite picante -lo hago con aceite de oliva virgen extra, guindilla, granos de pimienta variadas y romero- , tomillo y romero en rama, pimienta negra recien molida, 2 cucharadas soperas de miel (preferiblemente artesana, por su menor concentración de azúcares), 1 cucharada sopera de curry y una de cúrcuma. Remover todo bien.

Salpimentar las alitas de pollo e introducirlas en la fuente y dejar reposar durante 1,5-2 horas. Remover cada cierto tiempo para que las alitas queden bien cubiertas de la salsa.

Precalentar el horno a 200ºC e introducir la fuente cuando ya esté caliente. Hornear en la zona media del horno unos 30-35 min hasta que las alitas estén hechas y los últimos 5 minutos subir la bandeja o la potencia del gratinador para que la piel de las alitas quede crujiente.

Como acompañamiento queda bien el arroz basmati cocido con una hoja de laurel y servido en un bol con unas gotas de aceite picante y orégano por encima.

Espero que os guste.

Categorías

Estadísticas

  • 4.330 visitas

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 9 seguidores

Anuncios